lunes, 17 de enero de 2011

Entre Cuerpos y palabras

Las palabras danzan al compás  de tu voz tibia de la mañana.
Y el ambiente comienza a recubrir mi cuerpo sobreviviente de un sueño de paz.
El aroma del café cerca de la ventana. Los gritos de algún vecino, una nueva historia por empezar.

A veces, cuando cierro los ojos para escuchar al viento, me surgen tus ojos eternos.
Y mis manos se convierten en hojas de otoño que intentan escapar a esos labios perdidos.
Escribo, bailo, envejezco, renazco; solo por oír tu latido.

El día comienza a correr con sus horas, la rutina me invita a crecer.
Algún verso rebelde hipnotiza mi atención por un rato.
Y esa canción de janis que  destroza mi anatomía y me arma al revés.

Y un minuto se convierte en letra, y alguna llamada en silencio transparente.
Mis ojos de caleidoscopios van perdiendo la definición de los colores.
Río, lloro, paro, intento seguir por el latido de tus pasos.

Soy una ciega voluntaria de esta realidad que transcurre sin pedirme permiso.
Un intento continuo de aprender a caminar de a dos.
Un beso con sabor a miel, una mirada escondida, un sonrisa cómplice...


                  Tú llenas mis días de flores
                             De palabras.
                               De sol.

9 comentarios:

  1. En tu casa hay una paz muy especial. Una atmosfera cálida y tus palabras me envuelven en un sopor delicioso. Dan ganas de dormirse leyéndote. Pero a estas horas de la mañana...

    ResponderEliminar
  2. hola mori...como estas? hace tiempo q no pasaba por tu mundo...me encanto escuchar a silvio de fondo y leer palabras q hablan de crecer de vivir dia a dia :)
    un abrazo
    David.V.

    ResponderEliminar
  3. "Soy una ciega voluntaria de esta realidad" es difícil, muy difícil el camino de aprender a vivir de a dos.

    ResponderEliminar
  4. Mejor ser ciega de los ojos, pero jamás del corazón. Eso es lo que he aprendido.
    Qué gusto poder volver a visitarte, hermosísima. ¿Cómo va pintando el año nuevo? Siempre Enero trae más resaca de Diciembre, ¿no? Jajaja.

    Recibe un abrazo inmenso, que te inunde el alma.
    ¡Mucha luz!

    ResponderEliminar
  5. Como siempre un placer haber vuelto a tu casa.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. que texto tan bonito!! Siempre es geniaL pasar por aquí!

    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  7. Hola! Es un texto entrañable e inexorable, como el tiempo pasando despacico... :) Gracias por asomarte a mi blog en su primer cumple. Vuelve siempre! Un beso!

    ResponderEliminar
  8. aaaaa.... ya quiero vlover a ver a mi amada....

    ResponderEliminar